Las estrategias en Buenos Aires para la temporada de verano

Las estrategias en Buenos Aires para la temporada de verano

Para poder recibir a visitantes y turistas durante la temporada de verano, el gobierno bonaerense y los jefes comunales de las ciudades balnearias trabajan en el armado protocolos.

Se acerca el verano 2021 y las estrategias en Buenos Aires para la temporada de verano avanzan de la mano del gobierno y los intendentes de las ciudades balnearias.

En medio de una pandemia, preparar la temporada 2021 se ha convertido en un gran desafío. Este se debe, principalmente, a que el coronavirus seguirá circulando en los primeros meses de verano y la vacuna aún seguirá siendo una esperanza. Según dijo Alberto Fernández, estaría para el primer trimestre de 2021, pero no hay una fecha precisa.

Las ciudades balnearias de Buenos Aires, son destinos populares entre los argentinos y lugareños que buscan descansar y disfrutar de unas vacaciones. Es así que los intendentes de ciudades balnearias no se imaginan el verano sin temporada, ya que sin vacaciones, se verán afectados directamente los ingresos de lo municipios, cadenas de comercio y actividades que viven del turismo en su totalidad.

La temporada 2021 se estará diseñando en paralelo a la crisis sanitaria, pero los datos epidemiológicos serán los que finalmente determinen si se hace realidad o no.

El verano es una anhelo. Pero, al mismo tiempo, es una realidad que los gobiernos municipales avanzan en el diseño de protocolo y llevan adelante negociaciones con las cámaras que nuclean hoteles y transportes para tener planteado un escenario posible para el verano, respetando protocolos, distancia social y movimiento en las rutas.

Es importante destacar que tanto el gobierno de la nación como el gobierno de la provincia consideran que la temporada de verano puede ser interpretada de dos formas. La primera es que pese a la crisis económica, habrá gente con intenciones de viajar y alejarse de la realidad que se vive durante la cuarentena buscando disfrutar del aire libre y la recreación. La segunda es que, para ese entonces, aunque bajen los casos, habrá muchos que aún tendrán miedo de desplazarse a ciudades donde se crucen ciudadanos de distintos puntos del país. Es imposible determinarlo. El comportamiento social lo sabrán cuando diciembre esté llegando a su fin.

Algunas ciudades balnearias, como es el caso de Villa Gesell, ya hicieron público un protocolo para las playas. Van a implementar un sistema que les permita a los turistas verificar que playas están llenas y cuáles tienen lugar. Personal municipal va a controlar los ingresos y también pondrán banderas que señalen la capacidad de las playas ( bandera verde, hay lugar; bandera roja, no hay lugar)

Lo mismo sucederá con una app que implementaron y que los turistas la podrán descargar en su celular. Allí van ver el nivel de ocupación y tendrán la posibilidad de decidir si quieren elegir un lugar donde haya menos gente.

EnPinamar le quitan dramatismo a la situación. Dicen que la palabra protocolo asusta pero que la base de ese comportamiento son la distancia social, el uso de barbijos y la higiene. Si se cumple, no deberían existir problemas. Además, esperan que el gobierno bonaerense colabore con todos los municipios de la Costa y aporte fondos para aumentar la infraestructura sanitaria o que mande terapias móviles para estar más cubiertos en el área sanitaria.

En Miramarquieren dar un primer paso en el corto plazo. Consiste en dejar ingresar a las personas que tienen una casa en la ciudad pero viven en otro lugar. Por otro lado, Mar del Plata aún diseña el protocolo en los balnearios. Algunas definiciones son: un limite de cuatro personas por sombrilla y por carpa, los vestuarios estarán restringidos y los paradores tendrán que permitir menos gente en sus mesas.

Mar del Plataes también uno de los lugares que más obras de teatro concentra durante el verano. Por ahora no hay un protocolo aprobado para que abran pero el gobierno de Buenos Aires lleva largas semanas teniendo charlas con representantes de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET) para buscar alternativas y formatos posibles para que la industria teatral sobreviva.

Lo que quieren evitar, tanto en el gobierno como los empresarios, es habilitar la temporada, abrir los locales, teatros, hoteles y comercios, y tener que cerrarlos a mitad de camino por un aumento de contagios. Eso le generaría un gasto muy grande a las personas que viven del turismo y los dejaría parados en un escenario peor al que están ahora.

En el gobierno de Buenos Aires, por el momento, descartan la posibilidad de impulsar un turismo que sea sólo regional. Si el virus ingresa y corre con velocidad, no importa el lugar de donde provenga la gente. Por eso el comportamiento social será determinante para un buen resultado.

Dentro de las certezas que tiene la temporada a esta altura está la decisión de no habilitar eventos masivos ni abrir boliches. Entre las dudas están los protocolos para el transporte público, ya que mucha gente viaja en colectivo, y la estructura sanitaria que tendrán que montar para prevenir contagios y reaccionar con velocidad frente a los casos que surjan.

En un mes, tal vez en dos, habrá menos dudas sobre las vacaciones de verano. Pero ni los gobiernos ni los sectores que viven del turismo pueden comenzar a trabajar en el armado de la temporada cuando los datos epidemiológicos den la luz verde. Lo deben hacer antes y estar preparados para el momento en que puedan habilitar el turismo.

Esta temporada de verano 2021 se prepara para recibirte en la costa atlántica

Entradas relacionadas

2 Comentarios

  1. Eduardo
    10/06/2020 en 21:55 Responder

    Tienen definido dentro de los protocolos que pasa si el turista se enferma? Lo mandan de vuelta a la casa? Lo aíslan a él y a la familia? Tiene que hacer cuarentena en el alojamiento? Quién paga si se tiene que quedar en elm destino si se enferma?
    Cierran el alojamiento si tiene un turista contagiado?

    • Alquiler Argentina
      10/26/2020 en 11:11 Responder

      Hola Eduardo! Eso va a depender de los protocolos de cada provincia, hay que estar atentos. Y depende de muchos factores, lo que si hay que saber en principio es que ante la detección de un caso positivo hay que aislar a esa persona del resto del alojamiento hasta que se resuelva como continuar, pero depende de la resolución del COE regional, localidad, etc.. Y en el caso de haber un contagiado el alojamiento necesitará estar cerrado hasta que se realice una desinfección correcta con ventilación y demás.

Dejanos tu comentario