La Villa del Silencio: Characato, en Córdoba

La Villa del Silencio: Characato, en Córdoba

Existen ciertos lugares que son hermosos tanto en verano como en otoño. El cambio de estación solamente da diferentes tonalidades al paisaje, pero no cambia su hermosura. Es por eso que queremos que vayas a unos 132km. de Córdoba Capital, en el corazón de las Sierras Grandes para descubrir la magia de Characato.

El silencio de Characato

El Valle de Characato fue habitado en un principio por los comechingones, de quienes deviene el nombre de la zona. En la lengua de estos primeros habitantes la denominación quiere decir “Tierra de Agua” por su arroyo donde comienza la cascada Las Bandurrias y un salto de 15 metros, aunque muchos insisten que el nombre se deba a un cacique.

Este valle contiene un pueblo de igual nombre, que se ubica a unos 38 kilómetros de La Falda, desde donde se puede conocer este lugar que no llega a 100 personas y que por eso es denominada la Villa o la Capital del Silencio. Se fundó como zona de descanso allá por 1949, en sus 1490 metros sobre el nivel del mar donde se emplaza.

Si paz y tranquilidad es lo que buscas, Characato está rodeado de casas que no tienen energía eléctrica y es ideal para caminatas, cabalgatas y avistamientos de cóndores.

characato1

Al avanzar por el camino de tierra, nos encontramos con las Cuevas de los Comechingones, que las culturas aborígenes utilizaban como residencia de verano, donde se pueden conocer las costumbres de los pueblos originarios a través de morteros y algunos fragmentos arqueológicos. Así, además de alojarse en La Falda, pueden aprender más sobre los primeros habitantes de Córdoba y disfrutar de encontrarse con ustedes mismos.

Toda la oferta de alquileres temporarios en La Falta  click aquí

Un sitio histórico y misterioso

Cuenta la historia que a fines de 1895, en pleno siglo XIX, los propietarios de las tierras de Characato eran Don Toribio Peralta y su esposa Doña Remigia Guzmán. Ellos, fueron quienes mandaron a construir la Capilla de Characato, consagrada a Nuestra Señora del Rosario del Milagro. Pero no siempre fue relacionada con algo bueno, ya que en los primeros años del siglo pasado, los hermanos Joaquín e Ignacio Amenábar, empleados de la estancia de la familia se dispararon un balazo en la sien allí mismo sin que nadie entendiera por qué. Desde entonces, leyendas rodearon al lugar y no sólo eso, sino que el Obispado, mediante pena canónica, clausuró el lugar.

capillacharacato

Pero sería injusto quedarse con eso. Austera, simple, misteriosa, pero sobre todo hermosa, en medio del paisaje de la zona, con el Cerro Uritorco. Desde el año 2013, volvió a abrir para que todos puedan poder disfrutar de su paz, gracias al padre Pedro López, de Villa de Soto, con la autorización del Obispado de Cruz del Eje, que volvió a consagrarla como sitio religioso. Un sitio para ser descubierto junto a las Minas de Oro Grueso abiertas por los jesuitas en el siglo XVII, otra de sus atracciones.

Hacete una escapada a La Falda y alquilá con anticipación tu alojamiento    ver más

Entradas relacionadas

Dejanos tu comentario